PENSAMIENTO DE FIN DE AÑO

0

Soy una persona que se alegra cuando a alguien le va bien en la vida cuando sus negocios o trabajo le hacen prosperar, me pone contento cuando alguien se compra una nueva casa, un carro nuevo o es ascendido en su trabajo y le suben el sueldo.

Todas esas cosas no vienen gratis detrás de cada uno de esos ejemplos de “Éxito” existe trabajo, trabajo y más trabajo a veces excesivo pero que da buen fruto.

Siento tristeza por aquellos que durante este año lo intentaron pero no lo lograron que por más que se esforzaron no llegaron a la meta pero me pone feliz saber de qué lo intentaron y estoy seguro que seguirán en la lucha diaria por llevar el pan nuestro de cada día a su mesa.

Pero siento profunda decepción por aquellos que no intentan nada que esperan el millón de dólares sentados en un sofá o esperan que un golpe de suerte les cambie la vida por esa gente solo siento pena y decepción y es mi oración que cambien de actitud, la razón es que el perezoso jamás prospera.

Estamos a unos días de terminar el 2016 y si estás en una de las primeras listas de aquellos que lograron sus metas por favor siguie adelante tienes que ir por más.

Si estás en la lista de los que no lo lograron te animo a que por favor no te rindas el próximo año con esfuerzo lo lograras.

Pero si estás en la lista de los flojos solo espero que despiertes de tu flojera y avances al menos de tu sillón al baño al menos para limpiarlo porque sería el colmo que sigas siendo un soñador sin una real meta en tu vida.

Les deseo lo mejor en Cristo
Pastor
Francisco G. Collio

Salmo 91:12
Enséñanos de tal modo a contar nuestros días, Que traigamos al corazón sabiduría.